Asertividad – Lenguaje asertivo

Asertividad – Lenguaje asertivo

¿Qué es la asertividad?

 

La asertividad es la capacidad de autoafirmar nuestros derechos, sin dejarse manipular y sin manipular a los demás. Te permite expresar sentimientos, pensamientos y conductas de una manera adecuada y en el momento adecuado.
Una persona asertiva es capaz de:

  • realizar peticiones.
  • sabe decir no.
  • defiende su postura.
  • resuelve conflictos respetando.
  • sabe gestionar las críticas.
  • emite críticas de manera respetuosa.
  • negocia acuerdos.
  • expresa sentimientos.

Su expresión facial es tranquila, contacto visual directo, habla fluida, voz firme y clara, gestos adecuados, postura erecta, mensajes en 1ª persona, utiliza palabras como “pienso”, “siento”, “qué te parece”…
El estilo de comunicación asertivo nos sirve para obtener lo que deseamos sin dañar a los demás.

 

 

¿Eres una persona asertiva? Realiza este Test de Asertividad para comprobarlo

 

Test de Asertividad – ¿Eres una persona asertiva?

 

Hay dos estilos comunicativos que te alejan de la asertividad :

 

Estilo de Comunicación Pasivo

La persona pasiva muestra escasa ambición, pocos deseos, opiniones, no defiende sus intereses y hace todo lo que le dicen, se deja manipular.

  • no realiza peticiones.
  • dice que si a todo por quedar bien con los demás.
  • no defiende su postura.
  • si hay un conflicto, se calla sin llegar a una discusión.
  • ante las críticas, se calla y se siente inseguro.
  • no negocia, lo que diga el otro le estará bien.
  • no expresa sus sentimientos.

Expresión facial triste, tímida, evitan miradas, voz baja, floja, temblorosa, postura hundida, evita situaciones, risas falsas, retuerce las manos. Utiliza palabras como “quizás”, “supongo”, “ehhh”, “bueno”…

  • Ventajas: No le suelen rechazar.
  • Inconvenientes: Los demás se aprovechan, baja autoestima, resentimiento, irritación.

 

Estilo de Comunicación Agresivo

La persona agresiva impone, tiene que ser a su manera, manipula a los demás.

  • no realiza peticiones, impone.
  • le suele costar escuchar a los demás.
  • defiende su postura como única verdad.
  • duros enfrentamientos en los conflictos.
  • no tolera las críticas, pero si las emite.
  • es difícil negociar.
  • sus sentimientos se desbordan.

La expresión facial es de enfado, mirada desafiante, la voz alta, gestos amenazantes, postura corporal tensa, enfrentamientos. Utiliza palabras como “haz”, “deberías”, “no sabes”, “mal”…

  • Ventajas: No le pueden manipular.
  • Inconvenientes: La gente no se acerca a este tipo de personas.

Vemos este vídeo u otro que lo ejemplifique mejor para verlo a la práctica:

 

Aprende a ser Asertivo en nuestro taller de habilidades sociales