Desarrollo del lenguaje y comunicación infantil

Desarrollo del lenguaje y comunicación infantil

Muchos padres y madres están preocupados por el desarrollo de lenguaje y comunicación de su hijo/hija. 

En esta página os vamos a dar algunas pautas sobre las edades de desarrollo del lenguaje infantil, basándonos en la tabla de desarrollo de Haizea-Llevant.

“La Tabla de desarrollo de Haizea-Llevant (1991) es el resultado un estudio realizado con una 2.519 niños donde se analizaba el nivel de desarrollo cognitivo, social y motor de niños (as) de 0 a 5 años, ofreciendo un margen normal de adquisición de algunas habilidades fundamentales durante la infancia. Más información en este enlace.”

Asimismo vamos a ver a analizar que soluciones podemos utilizar cuando la evolución no se produce según estos parámetros.

 

Periodo de edad de desarrollo del lenguaje y comunicación

0-6 meses

  • Comunicación basada en señales cinéticas (gestos, sonrisas, llantos)
  • Arrullos
  • Protoconversaciones adulto/bebé

 

6-12 meses

  • Laleo o balbuceo reduplicativo (“ba-ba-ba-ba”)
  • Protoimperativos (usa al adulto para obtener un objeto)
  • Protodeclarativos (usa un objeto para llamar la atención del adulto)
  • Comprensión de las primeras palabras
  • Responde a su nombre
  • Parloteo: combinación de diferentes sonidos (“da-du”)
  • Expresión de la primera palabra

 

12-24 meses

  • Emite alrededor de 10 palabras
  • Imitación vocal
  • Sobre-extensiones (misma palabra para distintos referentes)
  • A los 18 meses: 50 palabras a nivel expresivo y 100 a nivel comprensivo; Comprende órdenes sencillas
  • A los 20 meses: Explosión léxica a partir de los 20 meses; Holofrases: uso de una palabra para expresar una idea completa; Primeras combinaciones de palabras (“papá agua”)

 

2-3 años

  • Combinaciones de tres palabras
  • Pregunta por el nombre de las cosas
  • Habla “telegráfica”
  • Hiperregularizaciones: (“he ponido”, “no cabo”)
  • Incorporación progresiva al repertorio morfosintáctico: preposiciones, conjunciones, artículos, tiempos verbales, etc.

 

3-4 años

  • Aprende entre 5-9 palabras nuevas al día
  • Amplio repertorio fonológico de articulación vocal, pero son frecuentes los errores
  • Usa frecuentemente el lenguaje para comunicarse con adultos o jugando solo
  • Realiza preguntas sobre el funcionamiento de diversos eventos
  • Uso sistemático de morfosintaxis adecuada

 

4-6 años

  • Léxico de 8000 palabras
  • Dominio completo de la articulación fonológica.
  • Dominio de errores de hiperregularización

 


Retraso Simple en el desarrollo del lenguaje y comunicación

 

En algunos niños/as nos encontramos con un “retraso simple del lenguaje” que se produce cuando un niño sin ninguna otra alteración aparente, va adquiriendo el lenguaje más tarde que otros de su misma edad. Por ejemplo, las primeras palabras aparecen a los dos años, en lugar de al año, que es lo más frecuente. La unión de dos palabras aparece después (“papá coche”) a los tres años, cuando lo habitual es a los 18 meses.

El vocabulario es escaso y se reduce a las cosas familiares de su entorno. Las interacciones de estos niños tomen un rol más pasivo, esperan a que se les pregunten y contestan con frases más cortas.

 

¿Qué puedo hacer si mi hijo tiene retraso simple del lenguaje?

En casos de retraso simple del lenguaje es recomendable realizar una evaluación con un logopeda para que pueda ofrecer un diagnóstico completo y pueda plantear ejercicio que permitan al niño/niña acelerar su proceso de aprendizaje del lenguaje y la comunicación

Solicita primera visita gratuita – 93 546 50 33

 

Igualmente es recomendable:

  • Proporcionar modelos adecuados: vocalizar adecuadamente, no hablarles muy deprisa, evitar vocabulario infantil (ej. “papes” por zapatos).
  • Es aconsejable que vaya a la guardería.
  • En casa debemos fomentar el diálogo, respetando su tiempo y modo de emisión. Mantener conversaciones como práctica habitual y agradable, adaptándonos siempre a su nivel comprensivo. Leerles cuentos con imágenes ayuda a ampliar su vocabulario. Introducirlos en canciones infantiles puede ser un buen modo de iniciarlos en la repetición verbal.
  • Completar indirectamente sus frases, completándolas con las palabras que ha omitido (ej. niño dice “papá pelota” y el adulto verbaliza “sí, papa juega con la pelota”.
  • Cambiar sus expresiones incorrectas (e. niño dice “se ha rompido” y su madre corrige de forma indirecta “si, se ha roto”).
  • Deben evitarse los mensajes dirigidos al niño del tipo “así no se habla”, “habla bien”. Optar por, simplemente, proporcionarle los modelos correctos.
  • Promover la autonomía personal del niño. En cuanto a hábitos alimentarios, dejar de usar el chupete, el biberón y comenzar si aún no se hizo, con alimentos enteros.

 

Además del recientemente mencionado “retraso simple del lenguaje” existen otras causas más severas que pueden estar limitando el desarrollo del lenguaje infantil como son la sordera, un déficit motor o cognitivo, trastornos emocionales, trastorno específico del lenguaje (disfasia) o trastornos del espectro autista.