La tartamudez infantil

La tartamudez infantil

La tartamudez es la disfluencia más usual. Cuando se habla de tartamudez infantil se la considera un trastorno del habla que radica en una alteración del ritmo y la fluidez verbal, se especifica por repeticiones indeseadas de sílabas, palabras o frases acompañadas por interrupciones espasmódicas de la conversación que producen angustia y son difíciles de controlar.

tartamudez infantil

El origen de la tartamudez se encuentra en la falta de coordinación de los movimientos periféricos del habla, pero no se conoce su causa exacta. Esta afección, al igual que el resto de las alteraciones del habla, tiene una mayor incidencia en los varones y se vuelve manifiesta comúnmente entre los tres y los seis años.

Los especialistas plantean que la tartamudez en niños se debe a un conjunto de causas que interactúan entre ellas como ser factores genéticos, orgánicos, psicógenos, trastornos emocionales, entre otros.

Etapas de la tartamudez infantil:

  1. Etapa de las repeticiones iniciales: Consiste en repeticiones y vacilaciones del niño que está comenzando su aprendizaje del lenguaje. Suele ocurrir alrededor de los 3 años de edad.
  2. Etapa de las repeticiones convulsivas: Suced cuando el niño emite repeticiones más lentas y espasmódicas. Es llamada como la tartamudez de transición y suele ocurrir cuando el niño tiene 6 a 7 años.
  3. Etapa confirmada: Cuando el niño habla sufre interrupciones evidentes, se enrojece y no emite sonidos. Después, vuelve a expresar un discurso aparentemente violento. El niño es consciente de que su forma de hablar es un problema.
  4. Etapa avanzada: Cuando el niño tartamudea con movimientos asociados e inclusive presenta trastornos respiratorios.

 

Síntomas clínicos de la tartamudez en niños:

  • – Repeticiones, bloqueos y también prolongaciones de sonidos, palabras, sílabas, etc.
  • – Alteración en la respiración
  • – Alteración en el tono de la voz
  • – Sentimientos de ansiedad, frustración, vergüenza, al hablar
  • – Temblores
  • – Incremento del ritmo cardíaco
  • – Aumento de la tensión muscular ocasionado por el esfuerzo para concluir lo que se quiere decir

Tratamiento de la tartamudez:

Trabajos como ir a comprar el pan, hablar, leer en clase o llamar por teléfono pueden convertirse en una pesadilla para los niños. Por eso mismo, es necesario que se diagnostique la tartamudez lo antes posible para que el niño pueda desarrollarse y tener una evolución más completa.

El tratamiento depende de la etapa evolutiva en la que se encuentra. Suele suceder que se supera espontáneamente, sin necesidad de tratamiento, pero es indispensable saber si se trata de un niño con riesgo futuro de tartamudez o no. Si se confirma el diagnostico se debe emprender un tratamiento antes de los 6 años, cuando el lenguaje aún no está consolidado. A esta edad el cuadro clínico puede revertirse completamente.

La tartamudez infantil se puede curar cabalmente en el 80% con tratamiento en Logopedia. El tratamiento será más complejo en las etapas más avanzadas. Consistirá en entrenar las habilidades de fluidez del habla del niño a través de un terapeuta del lenguaje, aparte de trabajar con los aspectos conductuales del niño.