Solución a la deglución atípica

Solución a la deglución atípica

 

Cuando nos referimos a la deglución atípica, nos estamos refiriendo a un tipo de patología en donde la colocación de la lengua es inadecuada. Esto genera entonces que al momento de tragar un alimento tengamos algunos inconvenientes. Con el paso del tiempo, los dientes se van desplazando hacia delante lo que hace que sea necesario buscar una solución a la deglución atípica.

Uno de los tratamientos más frecuentes en la actualidad es la aplicación de ortodoncia fija lo que hace entonces que se pueda volver los dientes a su lugar. Además de ello, se suele compaginar con la ayuda de un tratamiento de un logopeda que ayude a corregir el patrón de la mala colocación de la lengua al momento de tragar un alimento.

Son muchos los factores por los que la deglución atípica puede aparecer. Algunos de ellos tienen que ver con el hecho de que hay una mala respiración o que hay poca fuerza en la zona de los labios, mejillas o lengua.

Para mejorar todo ello, se realizan distintos tratamientos de deglución atípica como es el caso por ejemplo de los ejercicios que incluyen la lengua, los labios y las mejillas que ayudan así a ir corrigiendo la colocación de la lengua.

Poco a poco, la forma de masticar también se ve modificada y alterada, por lo que es en base a estos ejercicios específicos que se puede encontrar entonces una solución a todo ello.

Lo mejor siempre es tener un diagnóstico precoz de este problema para que la solución a la deglución atípica se encuentre lo antes posible. Generalmente este inconveniente puede comenzar a partir de los 6 años, momento en que el niño comienza a comer alimentos más sólidos. Lo ideal es que los adultos puedan observar de primera mano cómo es la deglución del niño y si hay algún inconveniente en él.

Sin embargo, la deglución atípica también puede aparecer en jóvenes y en adultos sobre todo en aquellos que hacen uso de una ortodoncia especial y que una vez que terminan el tratamiento se encuentran incómodos al momento de tragar un alimento.

Cuando quien sufre de deglución atípica es un adulto, es bastante sencillo en general enseñarle a colocar la lengua de forma correcta para que haga la deglución, sin embargo en niños es un poco más complejo. La clave en todo esto es cambiar ese mal hábito para que no vuelvan a aparecer sus consecuencias ya que se trata de algo casi automático que hace el niño o el adulto sin darse cuenta, por lo que ahí es donde se encuentra la dificultad para encontrar la solución a la deglución atípica.

Con un buen tratamiento de un logopeda junto con un tratamiento de ortodoncia, se conseguirá eliminar las consecuencias de la deglución atípica y evitar que haya mayores consecuencias a futuro con ello.

Si necesitas ayuda, los logopedas de ACADEMIA CONECTA pueden ayudarte para buscar una solución a la deglución atípica.