Tratamiento de Disgrafía en niños

Tratamiento de Disgrafía en niños

 

Generalmente se conoce a la disgrafía como un tipo de patología que aparece cuando el niño tiene problemas en lo que es la expresión escrita. Esto genera que para algunos niños, el simple hecho de tener un lápiz en sus manos les genera mucho estrés ya que tienen dificultad para colocar todos sus pensamientos en una sola línea. La escritura de estos niños suele ser bastante desorganizada en general y les cuesta mucho poner las ideas de su mente en frases organizadas. Es por ese motivo que si su hijo sufre de ello, lo mejor es buscar un tratamiento de disgrafía en niños para que tengan un estilo de vida mucho más ameno y certero.

Tratamiento de Disgrafía en niños

No existe una medicación específica para la disgrafía. Lo que hay que tener en cuenta es que en muchas ocasiones, los niños que sufren de esta patología llevan acompañados otro tipo de síntomas como lo son por ejemplo la ansiedad o la depresión, por lo que en los casos más graves, la medicación se basa en tratar de eliminar estos síntomas.

Sobre los tratamientos de disgrafía más frecuentes, se suelen tratar con profesionales como lo son por ejemplo los logopedas, los cuales ayudarán a que el niño pueda mejorar día a día y eliminar así sus dificultades. Para ello, aplicarán ejercicios desde por ejemplo el hecho de apretar una pelota de goma con el fin de fortalecer todos los músculos que hay en sus manos hasta ejercicios para mejorar la posición de los brazos y el cuerpo en general.

Todo esto, acompañado con estrategias y ejercicios educacionales harán que la dificultad de aprendizaje se deje de lado y se permita de esta forma obtener lo que se espera de ellos haciendo que sus pensamientos tengan una concordancia con lo que escriben en un papel.

Es muy importante en todos los casos, que tanto el sistema educativo como toda la familia ayude durante el proceso al niño para que pueda mejorar y para que esos ejercicios y estrategias estén bien aplicados en todo momento ya que sólo así, con la propia constancia habrá una real mejora.

Es por ese motivo entonces, que se debe evitar por todos lados, la frustración que aparece en el niño al no poder escribir como el resto de sus compañeros. La motivación es sumamente importante y forma parte del tratamiento de disgrafía que se puede utilizar para aplicar mejorar su escritura.

No hay que olvidar que en la disgrafía en niños es muy importante añadir lo que es el juego ya que se trata de una herramienta con la que los más pequeños podrán comprender mucho mejor qué es lo que les sucede y habrá avances más certeros ya que se sentirán a gusto haciendo los ejercicios. Hacer que poco a poco aprenda el abecedario y que vaya formando palabras es una de las tantas opciones lúdicas que puede haber para solucionar la disgrafía en niños y aplicar un tratamiento eficaz y valedero.